¿Cómo hacer que el suelo arcilloso sea más flexible?

¿Cómo hacer que el suelo arcilloso sea más flexible?

Suelos pesados, francos, arcillosos… Los suelos arcillosos arrastran un montón de calificativos poco favorecedores que dicen mucho de las dificultades que experimentamos para trabajarlos. Sin embargo, si el suelo arcilloso tiene muchas desventajas, también es necesario saber reconocer algunas ventajas, en particular su fertilidad.

Desventajas del suelo arcilloso.

Sorbo de agua

Los jardineros que lo trabajan todo el año lo saben mejor que nadie: el mayor inconveniente del suelo arcilloso es que retiene el exceso de agua. Mientras llueva mucho en el espacio de unos pocos días, el suelo arcilloso se encharca rápidamente y se convierte en un lodazal. La tierra se pega a las botas y las herramientas, ¡lo cual es bastante desagradable!

En el lado de la planta, el desbordamiento de agua provoca la asfixia de las raíces. Incluso si están bajo tierra, el intercambio de gases tiene lugar en las raíces.

Demasiado seco

¡En verano es al revés! La tierra arcillosa se endurece y se convierte en guijarro. En pleno verano, en épocas de ola de calor o sequía, incluso se retrae y se agrieta profundamente. Nuevamente, es difícil trabajarlo porque las herramientas no se hunden tanto que el suelo arcilloso es duro en esta época del año.

Lento para calentar

Cuando cultivamos un huerto en suelo arcilloso, no lo entendemos de inmediato. Siempre nos sorprende, por ejemplo, ver que los árboles y arbustos plantados vegetan durante unos años antes de asentarse allí. Una vez que ha pasado este período (a veces tarda entre 3 y 5 años), se retiran para un crecimiento rápido. Siempre que a estas plantas les gusten los suelos arcillosos.

Estas observaciones probablemente se explican de dos maneras: primero, los suelos arcillosos son suelos fríos, que luchan por calentarse en la primavera en comparación con otros suelos que almacenan calor de marzo a junio, lo que es rentable para un reinicio más rápido del crecimiento. Por el contrario, en verano, los suelos arcillosos suelen ser muy calientes.

Entonces, la textura compacta de estos suelos no favorece una fácil progresión de las raíces. Más bien, su buen desarrollo requiere un suelo flexible y aireado.

Beneficios del suelo arcilloso

Afortunadamente, los suelos arcillosos no solo tienen inconvenientes. También es una buena tierra en muchos sentidos.

Riego limitado

Salvo en pleno verano, el agua, ¡el suelo arcilloso no falta! Lo que se puede considerar en muchos aspectos como una desventaja también es una ventaja porque, si el agua está bien gestionada (drenaje en invierno), el riego es superfluo.

Una tierra rica

La otra gran cualidad del suelo arcilloso es su consistencia y riqueza. Una vez instalados, los árboles y arbustos encuentran todos los nutrientes que necesitan para crecer y estar saludables.

¡Fácil de mejorar!

Finalmente, no hay nada prohibitivo con suelo arcilloso. Es bastante fácil (aunque tarde mucho tiempo) mejorarlo, escurriéndolo, para evacuar el exceso de agua más rápidamente, modificándolo con mucha regularidad también para aclararlo, airearlo y suavizarlo, y por tanto mejorar su textura.

Hacer que el suelo arcilloso sea más flexible

Trabajo a largo plazo

Por mucho que lo diga en seguida, es un trabajo a largo plazo que le espera, al menos, de varios años. Porque el suelo arcilloso no se transforma de la noche a la mañana en un buen suelo para huerta, flexible y fácil de trabajar. Se necesita tiempo para que los organismos del suelo (porque son los verdaderos arquitectos del cambio) lleven a cabo su difícil tarea.

Dos ideas principales deben guiar su comportamiento para hacer que su suelo arcilloso sea más liviano.

Una tierra siempre cubierta

Sea cual sea la estación, nunca deje su tierra cultivada al descubierto. El acolchado es esencial. En invierno, limitará el fenómeno de las palizas y protegerá a los «trabajadores de la sombra» del frío al tiempo que les proporcionará materia orgánica para que se descompongan e incorporen al suelo arcilloso.

En verano, el acolchado limitará el secado del suelo y desempeñará el mismo papel protector.

comment rendre une terre moins argileuse

Aportes regulares de materia orgánica

La 2ª idea es favorecer la proliferación de esta microfauna dotándola de materia orgánica con mucha regularidad. Por ejemplo, en otoño, cuando la huerta está vacía, se recortan los restos de desechos vegetales para incorporarlos a las hojas muertas recogidas de varios puntos de la huerta. Añada una gran cantidad de compost y luego extiéndalo por toda la superficie de la tierra, formando una capa de 15 a 20 cm de espesor. No olvide lastre para evitar la dispersión de las hojas por el viento.

comment rendre une terre argileuse plus souple

¡Los microorganismos y las lombrices de tierra harán el resto! Ellos se encargarán de descomponer esta materia orgánica durante todo el invierno e incorporarla a las capas superficiales del suelo, ¡creando el precioso humus!

¡Es repitiendo estos gestos, de estación en estación, de año en año, que logrará flexibilizar su suelo arcilloso y convertirlo en el mejor medio de cultivo para sus plantas y hortalizas!

Sobre este tema:

Enmienda del suelo, una cuestión de pH

Deja un comentario