Estos insectos son buenos para el jardín…

Estos insectos son buenos para el jardín...

Insectos en el huerto, ¡eso es toda una historia! Hay aquellos que no queremos ver especialmente en los cultivos porque causan tanto daño, como pulgones, escarabajos pulgas, escarabajos…. Y luego están los que nos gustaría más numerosos porque devoran a los primeros, y por tanto son auxiliares invaluables en la huerta. Para atraerlos, es simple, ofrézcales refugio, por ejemplo, introduciendo plantas con flores o refugios adaptados destinados a acomodarlos. Luego encontrarán por su cuenta algunos pulgones masticables. Estos cinco auxiliares que les presento se encuentran entre los más queridos por el jardinero..

El Syrphe

syrphe insecte

Una gran mosca disfrazada de avispa, la mosca flotante es la campeona del vuelo estacionario. Coloniza en busca de alimento la umbellifera introducida en la huerta.

Las larvas jóvenes, de hábitos nocturnos, son formidables masticadores de pulgones. Estos pequeños gusanos, impresionantemente voraces, no saben dónde buscar en medio de las colonias de pulgones.

La crisopa de ojos dorados

Magnífica durante todo el verano con su atuendo verde y alas delicadamente acanaladas, la crisopa de ojos dorados encuentra refugio en invierno en edificios poco usados ​​o construcciones en ruinas. Tan pronto como vuelve el buen tiempo, pone huevos cerca de las colonias de pulgones, cuyas larvas se dan un festín, al igual que los adultos que también decoran sus comidas con néctar.

Escarabajo dorado

Tan magnífico como la crisopa, si el escarabajo de tierra dorado revela una librea verde encantadora con reflejos metálicos, no obstante es un depredador formidable. Activa durante el día, deambula por la huerta en busca de babosas, caracoles, gusanos y otros insectos que devora. También es muy útil para ayudar a combatir el escarabajo de Colorado que persigue en los lechos de papa. El escarabajo de tierra dorado ayuda así a reducir o equilibrar las poblaciones de muchas plagas. Su larva encuentra refugio en el compost en invierno.

La mariquita (en siete puntos)

El más famoso de los auxiliares del jardinero, el que llamamos «bête à bon Dieu», goza de una gran simpatía gracias a sus colores vivos, el divertido diseño de sus puntos en la espalda y sus formas curvilíneas. Su larva, mucho menos estética, también se deleita con avidez en la cantidad de pulgones por día aunque, de adulta, la mariquita les guste un poco menos. Exigente, a la bestia de la bondad le gustan los prados secos con vegetación alta, y huye de céspedes cortos y huertos demasiado limpios en ellos. Para atraerlo, es necesario, por tanto, mantener un páramo de flores silvestres, formado por pastos y flores que le servirán de refugio. En cuanto a su despensa, ¡es una apuesta segura que se encontrará en el huerto!

La Forficula o tijereta (clip de oreja)

forficule insecte

Un ayudante precioso, el gusano earworm también se deleita con pulgones en el huerto. Para acomodarlo lo mejor posible, podemos instalar unas macetas de terracota llenas de ramas cortadas finas y retenidas por una malla de alambre. Este refugio se puede colgar de una estaca alta o del tronco de un árbol cercano. La tijereta encontrará así refugio y refugio como le plazca.

Tenga cuidado, las tijeretas a veces pueden ser indeseables en macizos de flores, cuando muerden los pétalos de dalias, clemátides o gladiolos.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayude a optimizar tu visita. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Puedes aceptar o rechazar su uso siempre que lo desees. Encontrarás más información en nuestra política de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar