Mantenimiento del drago de Madagascar

Mantenimiento del drago de Madagascar

Un gran arbusto exótico nativo de Madagascar, África tropical y la Isla de la Reunión, el drago (Dracaena) tiene alrededor de cuarenta especies en sus filas. En nuestras latitudes, la dracéna se cultiva en interiores. ¿Qué mantenimiento debes realizar para disfrutar de una hermosa planta verde?

Una planta para interiores modernos.

La Dracaena presenta follaje en forma de finas espadas verdes, ribeteadas de blanco. Pero algunas variedades están adornadas con follaje más original rayado en amarillo o rojo. Mientras que en su entorno natural el drago puede alcanzar un pico de 5 metros de altura a costa de un crecimiento lento, esta planta verde no suele superar los 1 o 2 metros en nuestros interiores.

No esperes verlo florecer: sus panículas de flores muy fragantes aparecen principalmente cuando se cultiva al aire libre, en otras latitudes.

Porque si el Drago de Madagascar soporta un ligero frescor, no aguanta la más mínima helada. Su encanto exótico le ha valido el sobrenombre de palmera falsa. Su silueta arquitectónica lo convierte en un activo decorativo de elección en cualquier interior moderno.

Otras plantas verdes son tan hermosas y fáciles de cultivar como el drago. Consulte la hoja de mantenimiento de Scheffléra, también llamado árbol paraguas.

dragonnier de madagascar

¿Dónde colocar tu Dracaena?

Instale su Dracaena en un lugar luminoso, pero protegido de la luz solar directa, especialmente en verano. En invierno, la planta tolera habitaciones con calefacción. Por tanto, puedes dejarlo todo el año en tu salón o como planta verde en un dormitorio si se trata de un drago marginado porque es una excelente planta descontaminante.

Fácil de asociar y poco exigente, la Dracaena se puede plantar sola en su maceta o participar en un arreglo de plantas verdes instaladas en una maceta o en un recipiente grande.

Use una tierra ligera para macetas para plantas verdes. Si es necesario, mezcle un puñado de arena. El drago de Madagascar aprecia un suelo perfectamente drenado.

Cuidando a Dracaena

Fertilización

Agregue una dosis de fertilizante para plantas verdes, preferiblemente líquido, cada dos o tres semanas desde la primavera hasta fines del verano (de abril a fines de septiembre).

Regando

Riegue moderadamente: en verano, una o dos veces por semana es suficiente. Complete estas contribuciones nebulizando regularmente con agua de lluvia llevada a temperatura ambiente.

En invierno, riegue solo cada 10 a 15 días. En cualquier caso, espere hasta que el suelo se seque en la superficie antes de volver a regar.

Espolvoree regularmente el follaje con un paño húmedo o sacando la planta al aire libre para beneficiarse de una fina lluvia de verano.

dracaena entretien taille

¿Cuándo trasplantar la Dracaena?

Es necesario trasplantar el drago cada dos o tres años, en primavera, cuando sus raíces están emergiendo claramente de la maceta.

  • Use una mezcla ligera de tierra hortícola mezclada con arena o puzolana fina.
  • Elija un recipiente apenas más grande que el anterior, al drago le gusta estar un poco estrecho.

¿Cuándo y cómo podarlo?

Si su Drago de Madagascar sube demasiado alto o tiende a estirarse hacia una fuente de luz, córtelo al menos a la mitad a principios de la primavera. Cura la herida aplicando una masilla.

Multiplica el Drago de Madagascar

Si desea cortar sus esquejes de Dracaena, corte trozos de tallos en el verano de unos quince centímetros de largo. Transplantelos en una mezcla de tierra fina para macetas. En primavera, prefiera la multiplicación por acodo aéreo o por siembra.

¡Descontaminante!

Reconocido y apreciado por sus virtudes descontaminantes, el drago de Madagascar ayuda a purificar el aire de nuestros interiores al eliminar las partículas tóxicas de formalina, benceno y tolueno del uso de productos domésticos o pinturas aplicadas en paredes y techos. ¡Es en este sentido un verdadero aliado para nuestra salud!

Los pequeños problemas de Dracaena

Cuando el aire de la habitación está demasiado seco o la planta está demasiado caliente, la punta de la cuchilla tiende a ponerse marrón: rocíe el follaje regularmente para aliviar el problema.

Demasiada agua puede hacer que las hojas se caigan. Asegúrate, por un lado, de no regarlo en exceso y, por otro lado, de utilizar un medio de cultivo perfectamente drenado.

Si el follaje de la Dracaena se decolora, probablemente sea porque la planta carece de luz o no tiene suficiente para comer. Muévalo cerca de una fuente de luz y fertilícelo con regularidad.

Por el contrario, las quemaduras en el follaje deberían alertarle sobre el hecho de que su Dracaena se encuentra en un lugar demasiado seco o expuesto a la luz solar directa.

Una planta cuyo crecimiento se ralentiza carece de fertilizante o se riega en exceso.

Por último, inspeccione periódicamente la parte inferior de las hojas para detectar la posible aparición de cochinillas. Trate inmediatamente, si es necesario, rociando un producto natural a base de aceite blanco.

Sobre el mismo tema:

¿Cómo hacer que una Saintpaulia vuelva a florecer?

Deja un comentario