Siembra exitosa en el huerto.

Siembra exitosa en el huerto.

En mayo comienza un período especialmente favorable para la siembra. Siga algunas reglas simples para mejorar sus posibilidades de éxito y obtener un impulso rápido. Cuanto más rápido germine una semilla, más robusta será la planta.

Usa semillas válidas

Si acaba de comprar las semillas y todavía están en la bolsa, no hay problema. Tienen un poder de germinación óptimo. En cambio, si tu bolsa de semillas es del año pasado, además si ha sido abierta, es mejor comprobar que las semillas no sean demasiado viejas. Para probarlos, tome 10 semillas y extiéndalas entre 2 hojas de papel absorbente húmedo. Enrolla todo y colócalo en una bolsa de plástico hermética que colocas en un lugar cálido. Compruebe la evolución de las semillas con frecuencia. Si han germinado menos de 7 semillas, será necesario aumentar la densidad al momento de la siembra.

Siembre cuando el suelo se haya calentado

Si todavía hace demasiado frío, espere a que se caliente lo suficiente. Si las malas hierbas comienzan a brotar, es una buena señal: puede comenzar. Otro signo tampoco engaña: las lilas en flor señalan el comienzo del período de siembra.

Prepara la trama con cuidado

Limpie y desmenuce finamente la tierra para obtener un semillero suelto (de lo contrario, las semillas finas tendrán dificultades para abrirse paso).

Distribuye tus pequeñas semillas de forma inteligente

Las semillas muy pequeñas tienen la molesta tendencia a pegarse a los dedos, lo que provoca que broten racimos. Utiliza un cartón flexible doblado en una canaleta que golpeas suavemente o mejor aún, un salero que, agitado con precaución, te permitirá distribuir mejor tus semillas.

Prefiere una siembra de filas en lugar de una transmisión.

Además de la facilidad de mantenimiento, el cultivo en hileras es más adecuado para el acolchado cuando las plantas están suficientemente desarrolladas.

Asegúrese de que sus plántulas no se queden sin agua

Antes de sembrar, regar abundantemente el fondo del surco. Luego coloque las semillas y cúbralas con un poco de turba, tierra fina para macetas, paja picada o recortes de césped. Los dos últimos evitarán la pérdida de agua en caso de calor intenso.

Apisonar la tierra, pero no demasiado

Puede utilizar una pequeña tabla en el huerto o el plato del rastrillo. En macetas, presione suavemente con el dorso de la mano o presione ligeramente con la base de una olla vacía.

Sobre el mismo tema:

Cómo sembrar hortalizas: 7 métodos comparados
¿Cómo asegurarse de que un lote de semillas sea bueno?

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayude a optimizar tu visita. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Puedes aceptar o rechazar su uso siempre que lo desees. Encontrarás más información en nuestra política de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar