Siembra y cultivo de sandía.

Siembra y cultivo de sandía.

Originaria de África Central, la sandía (Citrullus lanatus) es apreciada en verano por calmar la sed (contiene un 92% de agua) y su pulpa refrescante.

¿Cómo crece la sandía?

La sandía es una planta herbácea anual que produce largos tallos rastreros de varios metros de largo.

Si sus zarcillos le permiten agarrarse a un soporte, es preferible cultivarlo en el suelo por el gran peso de sus frutos.

Las hojas de la sandía se distinguen fácilmente de otras cucurbitáceas, incluido el melón. Profundamente cortados en 5 a 7 lóbulos redondeados, son de un verde oscuro veteado con gris en la parte superior, peludos en el reverso.

Las flores masculinas y femeninas, de color amarillo pálido, florecen al mismo tiempo en las axilas de las hojas, a partir de mayo o junio. Después de la fertilización se forma la fruta, la sandía. Hay una gran variedad de ellos: de forma redondeada u ovalada, con piel gruesa verde, amarilla, rayada o jaspeada de color verde claro o verde oscuro..

Su pulpa roja, más raramente amarilla, ligeramente dulce, contiene un 92% de agua y muchas semillas pequeñas que casi siempre son negras. El peso de las sandías depende de los cultivares: al igual que la calabaza, en ocasiones alcanza récords (25 a 35 kg).

Para ir más allá, descubra la rica historia de la sandía, una calabaza que se ha convertido en símbolo del racismo.

Plántulas de sandía

  • Sembrar sandía a cubierto desde finales de marzo y abril, en macetas biodegradables o de cartón o periódico.
  • Prepare una tierra de siembra fina, llene sus tazas apisonando ligeramente;
  • Inserte 2 semillas por taza presionando con el dedo índice;
  • Después de la emergencia, mantenga la planta más vigorosa. Corta el otro por la base con unas tijeras.
  • Manténgase a cubierto regando con mucha regularidad.
  • En la segunda parte de mayo, trasplante sus plantas jóvenes de sandía en el suelo del huerto. Recuerde: necesitan espacio para desarrollarse bien (al menos 2 metros de distancia), ¡pero también un máximo de calor y sol!

En las regiones del sur, puede sembrar directamente sandía en el suelo a partir de mayo.

semis de la pasteque

Después de la siembra, ¿qué mantenimiento?

El mantenimiento es limitado. A diferencia del melón, la sandía no se poda excepto en regiones frías. Luego retire algunas frutas en formación para mantener solo de 1 a 3 sandías como máximo por planta.

Azada, deshierbe y riegue regularmente sin exceso. Es todo!

¿Dónde cultivarlo?

Originalmente, la sandía crece en regiones semiáridas de África. Para llevar sus frutos a la madurez, por lo tanto, necesita un período de calor y seco suficientemente largo. Vuelva a plantar sus plantas jóvenes en el lugar más caluroso y soleado del huerto.

Poco exigente en el lado del suelo, la sandía se satisface con casi cualquier suelo. Pero como el melón, es una planta codiciosa a la que le gusta plantarla en un viejo montón de abono.

Cultura de invernadero

A priori, el cultivo de la sandía solo tiene éxito en las regiones del sur. Sin embargo, es posible cultivarlo mucho más al norte, incluso en regiones un poco más frescas, siempre que se cultiven en un lugar cálido y protegido de la humedad, en un túnel de invernadero en lugar de al aire libre.

Las plantas se cultivan fácilmente a cubierto, en el suelo si se cubre con mantillo o en altura, sobre una malla de alambre o redes de remo fuertes. Los frutos maduran luego en altura, sin contacto con el suelo.

Las dificultades del cultivo en invernadero están relacionadas principalmente con:

  • a las enfermedades. En estas condiciones, las variaciones de temperatura son mayores entre el día y la noche, favoreciendo la formación de gotas de agua de condensación bajo la cubierta del túnel. Es necesario ventilar lo máximo posible para secar el ambiente, previniendo así la aparición de enfermedades.
  • con riego, más frecuente que al aire libre.

¿Cuándo cosechar sandías?

Las sandías se suelen recolectar un mes después de la floración. Para conocer con precisión el grado de madurez del fruto, es necesario observar el zarcillo que se ubica frente al tallo del fruto. Debe estar marrón y seco.

Principales enfermedades

La enfermedad aparece principalmente en climas húmedos, en forma de hongos (antracnosis, marchitez por Fusarium, mildiú polvoriento). Para prevenirlos, no dejes la fruta en contacto con el suelo. Tan pronto como comiencen a formarse, deslice una pizarra, una tabla o un adoquín debajo para amortiguar el suelo. También rocíe regularmente estiércol de cola de caballo sobre el follaje para estimular las defensas naturales.

El marchitamiento por Fusarium (Fusarium roseum) se presenta en forma de manchas marrones o amarillas que aparecen en la corteza de frutos casi maduros. Esta enfermedad se transmite principalmente a través del suelo: por lo tanto, es necesario evitar cultivar cucurbitáceas durante varios años seguidos en el mismo lugar, sino más bien planificar una buena rotación de cultivos.

Las hojas jóvenes se tiñen y, a veces, se marchitan repentinamente bajo el efecto de un virus. Las plantas afectadas deben eliminarse rápidamente para limitar la propagación.

Variedades de sandías para sembrar.

Las variedades de sandías son numerosas y se distinguen por el color, tamaño y forma del fruto, el color de la pulpa, la ausencia o no de semillas. A continuación, se muestran algunas variedades de sandía recomendadas para la siembra:

Sandías verdes con pulpa roja

Estos son los más clásicos, los que también se pueden encontrar en los mercados en verano:

  • La sandía Sugar Baby (fruta de 3 a 4 kg) es la más clásica, también encontramos su mejora bajo el nombre «Sugar Belle»,
  • Aguadulce, una variedad sin semillas;
  • Valentina e Ingrid, dos variedades de pulpa muy dulce y frutos de tamaño mediano (2,5 a 3 kg)

Sandías verdes con pulpa amarilla

  • Sungold da frutos de 1,5 a 2 kg
  • Janosik ofrece sandías de 3 a 5 kg

Sandías amarillas con pulpa roja

  • Corona de oro: produce frutos más pequeños, alrededor de 1,5 kg.
Sobre el mismo tema:

Historia de la sandía, fruta símbolo del racismo

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayude a optimizar tu visita. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Puedes aceptar o rechazar su uso siempre que lo desees. Encontrarás más información en nuestra política de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar