Suculentas: ¿que mantenimiento hacer?

Suculentas: ¿que mantenimiento hacer?

Los cactus y las suculentas (antes suculentas) atraen a muchas de sus diversas formas y originales. Estas plantas de origen desértico se pueden cultivar en interior donde aportan un toque de verdor y un activo decorativo innegable. Fáciles de vivir, también son fáciles de mantener y toleran algunas conjeturas y olvidos, especialmente cuando se trata de regar. ¿Descubra cómo mantenerlos correctamente ?

¡Una gran diversidad!

Las suculentas son nativas de varias áreas desérticas del mundo (América Central para los cactus, África Oriental…). Ofrecen una amplia variedad de formas; algunos incluso se pueden adornar con flores extraordinarias.

Con o sin espinas, la elección es tan amplia que también puede comenzar una colección. ¡Qué decorar tu interior y dependiendo de tu región, por qué no también tu jardín!

Facil de mantener

Una de las ventajas innegables de las suculentas es su facilidad de mantenimiento. Crecen sin dificultad y sin requerir mucha intervención.

Tampoco es necesario pedirle a un amigo o vecino que se encargue de él si tiene que ausentarse. ¡Las suculentas acumulan en sus grandes reservas de agua tejidos que les permiten soportar sequías prolongadas!

¿Qué mantenimiento para una planta suculenta?

Las suculentas no tienen las mismas necesidades durante todo el año. Por tanto, es necesario respetar su ciclo de vida, en particular considerar su estación invernal de forma diferente a la que corresponde a su primavera y verano.

¿Deberían estar protegidos en invierno?

El invierno corresponde, para la mayoría de las suculentas, a un período de descanso vegetativo. Si viven al aire libre, algunos, de naturaleza helada, corren el riesgo de morir de frío, mientras que otros, como los cactus de raquetas de nieve (Opuntia, nopal) o algunos Agaves, pueden soportar breves periodos de gelificación.

No obstante, una temperatura entre 5 ° y 10°C es ideal para asegurar este necesario descanso sin temor a perder sujetos frágiles.

Considere pasar el invierno en un lugar luminoso pero sin calefacción, como una terraza o una habitación sin calefacción. Sin embargo, no los coloque directamente detrás de un vidrio. De hecho, la luz solar directa provoca quemaduras, dejando marcas en la planta que luego es imposible borrar.

¿Deberíamos regar cactus y suculentas?

  • Cactus: Los cactus no necesitan riego entre noviembre y marzo, a menos que mantenga una temperatura superior a los 15°C, donde el suministro de agua se limitará a una vez al mes.
  • Otras suculentas: Riégalas una vez al mes durante el invierno, ¡es suficiente! ¡Cuidado, porque algunas suculentas son excepciones a la regla! Si tienes un cactus navideño, por ejemplo, no lo muevas para evitar que sus cogollos se caigan bajo estrés. Este espécimen también requiere riego semanal en esta época del año para mantener su maravillosa floración, y luego casi nada después de eso. Su mantenimiento anual se lleva a cabo luego del final de la floración.

plante grasse entretien

En primavera y verano, riegos abundantes, pero espaciados

En marzo, reanude el riego de las suculentas. El suministro de agua debe hacerse de forma gradual para evitar que la planta se hinche o se agriete.

Evite el agua dura del grifo que deja marcas blancas en la piel. Prefiere el agua de lluvia.

Cuanta más luz esté expuesta a su suculenta, más agua necesitará. Por lo tanto, los suministros de agua deben ser abundantes durante la temporada de crecimiento. Sin embargo, si el clima se pone más frío, redúzcalos.

Deje que la tierra se seque completamente entre riegos. En cuanto a los que están en macetas, tampoco dejes que el agua se estanque en el platillo, ¡las raíces sensibles se pudren fácilmente!

Trasplante

El trasplante debe realizarse en primavera. Transplante su suculenta en suelo drenado. Por ejemplo, mezcle partes iguales de suelo de jardín con elementos de drenaje porosos pero no calcáreos como arena de río, puzolana, perlita o vermiculita o utilice un suelo de cactus comercial.

No olvides colocar una gruesa capa de bolas de arcilla en el fondo de la maceta que facilitará el drenaje.

Algunos cuidados esenciales

Estas pequeñas cosas pueden parecer nada, pero mejoran la vida de sus suculentas, ya sea que las cultive en macetas o en interiores.

  • Asegúrate de regar con cuidado evitando la base de la planta (la corona). Deje correr el agua por el borde de la olla o si no, báñelos: el riego se hará entonces por capilaridad.
  • Use regularmente un cepillo de cerdas suaves para quitar el polvo, especialmente las especies que son difíciles de manejar debido a sus espinas. Por tanto, se beneficiarán de más luz.
  • Retire las cochinillas que forman grumos blancos. Utilice una barra empapada en alcohol a 70°C para esto.
  • Finalmente, trasplante regularmente sus suculentas para renovar los nutrientes. En este caso, ¡es totalmente innecesario fertilizar !

Sobre el mismo tema:

Suculentas para instalar en una vieja caja de herramientas

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayude a optimizar tu visita. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Puedes aceptar o rechazar su uso siempre que lo desees. Encontrarás más información en nuestra política de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar