Trasplante de un arbusto: ¿cómo tener éxito?

Trasplante de un arbusto: ¿cómo tener éxito?

Cuando un arbusto aún es joven y su maceta no es demasiado pesada, es importante trasplantarlo cada 2-3 años. Esta es la oportunidad de ofrecerle mucho espacio para promover su desarrollo radicular.

¿Cuál es la mejor época para trasplantar una planta?

La primavera o el otoño son dos temporadas favorables para trasplantar plantas cultivadas en macetas o macetas. Pero el otoño es mejor para los arbustos y las plantas perennes arbustivas, mientras que la primavera es el mejor momento para las plantas de interior.

En primavera, la planta tiene que hacer frente a la savia ascendente y pone más esfuerzo en su crecimiento con la perspectiva de una hermosa floración. Sin embargo, las plantas apenas saben cómo hacer bonitas flores y raíces al mismo tiempo.

En otoño, en cambio, se acaba la floración y ahora todos los esfuerzos de la planta pueden centrarse en fortalecer su sistema radicular.

Un punto importante: ¡no trasplante un arbusto colocado en el invierno porque está en reposo!

comment faire un bon rempotage

¿Qué signos indican la necesidad de trasplante?

Se espera una maceta cuando:

  • el crecimiento se ralentiza y las hojas o los brotes nuevos se miniaturizan
  • el cepellón se seca rápidamente después de regar
  • pequeñas raíces salen del orificio de drenaje
  • levantando el cepellón, observamos que las raíces tocan la pared de la maceta y se enrollan sobre sí mismas. (bollos)
El arte de trasplantar
  • Elija una maceta con un diámetro y una altura ligeramente mayores (2/3 centímetros) que la anterior.
  • Si el recipiente es nuevo y está hecho de terracota, humedezca bien sus lados.
  • Coloque una capa de drenaje en la parte inferior: bolas de arcilla o grava.
  • Coloque una película de geotextil encima, luego una capa de tierra para macetas.
  • Prepara la planta para trasplantarla regándola abundantemente antes de sacarla de su maceta. Desata sus raíces.
  • Coloca la planta en su nuevo contenedor, asegurándote de que esté a la misma altura que en el anterior.
  • Llene los huecos que quedan entre el cepellón y las paredes con tierra para macetas nueva y presione firmemente con los pulgares.
  • Golpee la olla varias veces sobre la mesa.
  • Riegue y coloque la planta a la sombra durante aproximadamente una semana, mientras se aclimata a sus nuevas condiciones de crecimiento.

3 consejos para facilitar la recuperación

Trasplantar un arbusto es una oportunidad para eliminar gran parte de la tierra vieja y agotada que se ha quedado atascada entre las raíces. Un tenedor es muy útil para realizar esta suave limpieza sin traumatizar las raíces existentes.

No agregue fertilizante a una planta recién en maceta. La tierra para macetas que se usa para trasplantar contiene suficientes nutrientes para satisfacer las necesidades de la planta durante los próximos 4 a 6 meses.

Si el trasplante es muy regular (cada año o cada dos años), la planta se adapta y produce raíces en pequeñas cantidades cada año. Su sistema de raíces se ramifica aún más; sus flores son más hermosas.

¿Qué hacer cuando ya no se puede trasplantar?

terreauter1

En el caso de los arbustos más viejos, el volumen de la maceta o el gran peso de las raíces impiden el trasplante.

Entonces es imprescindible realizar un abono, es decir un aporte de tierra nueva.

  • Con una pala pequeña, comience quitando la tierra vieja en la superficie de la maceta a una profundidad de diez centímetros.
  • Preparar y luego verter una mezcla de tierra nueva y abono orgánico adaptado a las necesidades de la planta.
  • Riegue abundantemente para compactar el nuevo sustrato y luego agregue el volumen de tierra necesario para completar el tanque. Esta operación se puede repetir cada año a principios de primavera. Ayudará a mantener sus arbustos saludables.

Deja un comentario