Una elegante planta suculenta: Echeveria

Una elegante planta suculenta: Echeveria

Originaria de México, Echeveria es una pequeña planta suculenta de la familia Crassulaceae. Apreciada por su facilidad de cultivo y bajo mantenimiento, también es apreciada por sus hermosas rosetas de hojas carnosas.

Que hay que saber:

Nombre botánico: Echeveria
Nombre común: echeveria, écheveria
Familia: Crassulaceae

Follaje: Las rosetas compactas y simétricas de hojas carnosas tienen forma de alcachofa. Las hojas gruesas y de bordes lisos suelen ser de un hermoso color verde pálido a glauco.
Flores: de junio a octubre, las rosetas de hojas están coronadas con pequeñas flores en forma de campana llevadas por un tallo grueso y desnudo. Dependiendo de la variedad, son de color amarillo, naranja o rojo, siempre muy brillantes.

Exposición: A media sombra en verano. Se debe evitar el pleno sol cuando se cultiva echeveria en macetas, especialmente si la planta no se ha acostumbrado a esta exposición antes.
Suelo: Bien drenado pero con un poco de buen suelo que aporta consistencia.
Robustez: Sensible al frío, la mayoría de las especies de esta suculenta planta no pueden soportar temperaturas inferiores a -2°C, a veces un poco más si el suelo está muy seco.

echeveria entretien Cultivo de olla de Echeveria

Esta suculenta planta es muy fácil de cultivar en maceta. En estas condiciones, tolera perfectamente la sequía pero teme al frío más que en el suelo.

Con el paso de los años, las rosetas de hojas se rechazan mucho formando grandes macetas. Las Echeverias toleran muy bien ser cultivadas en cojines estrechos.

Para un cultivo en macetas, la mezcla ideal es una buena tierra de jardín, tierra para macetas de cactus y arena de río.

Terminar en la superficie extendiendo una capa de grava.

Considere trasplantar sus suculentas solo cada 3 o 4 años, cuando las rosetas comiencen a salir de la maceta.

➥ Encuentra en este video todos los consejos para trasplantar tu planta suculenta.

Echeveria: mantenimiento limitado

¿Cómo regar esta suculenta planta?

Los suministros de agua dependen de la temporada.

Durante la temporada de crecimiento, entre marzo y finales de septiembre, es necesario un riego muy regular: una o dos veces por semana. Pero se debe tener cuidado de no mojar las hojas, de lo contrario se pudren rápidamente.

Lo ideal es utilizar una regadera con un pico largo que se desliza entre las rosetas para verter el agua lentamente directamente sobre la superficie del sustrato.

Durante el otoño, reduzca gradualmente el riego.

Durante el período de descanso vegetativo, de diciembre a marzo, solo es suficiente un riego por mes. Pero la forma de regar cambia porque en esta época del año, es imperativo evitar mojar el cuello de la planta para limitar el riesgo de pudrición.

Por lo tanto, el agua se puede verter directamente en el platillo. Asciende por capilaridad a las raíces. Utilice agua de lluvia llevada a temperatura ambiente.

¿Qué fertilizante usar?

Las plantas de echeverias son relativamente simples. Están satisfechos con una única contribución por mes de fertilizante especial para cactus, que se administrará solo desde mediados de marzo hasta finales de septiembre.

Se recomienda dosificar este fertilizante a media dosis respecto a las recomendaciones del envase.

Aproximadamente diez minutos antes de verter el fertilizante diluido en agua, riegue para humedecer el medio de cultivo. Esto limitará el riesgo de quemar las raíces.

Protección de Echeveria en invierno

Al igual que Crassula, una suculenta arbustiva de la misma familia, la mayoría de las Echeverias no son resistentes. A partir de octubre, por lo tanto, es necesario proteger las macetas de las heladas en una habitación luminosa y luminosa, pero manteniéndose fresca (entre 6 y 10°C): veranda, invernadero frío, detrás de una ventana de garaje, etc.

En regiones con un clima templado (a lo largo de la costa atlántica, suroeste, costa mediterránea), las macetas pueden permanecer al aire libre durante todo el invierno. Mais pour éviter qu’elles ne soient trop arrosées ou pour les protéger plus facilement du gel (sous un voile d’hivernage ponctuel par exemple), regroupez-les sur le rebord d’une fenêtre très ensoleillée (idéalement exposée plein Sud ou à l ‘Oeste).

echeveria fleur

Variedades recomendadas

El género Echeveria tiene 150 especies de suculentas, todas nativas de las regiones semidesérticas de México y América del Sur. Algunos son muy buscados por los coleccionistas.

  • Echeveria elegans, con flores rosadas, es la más común. Desafortunadamente, también es una especie muy resistente.

Sin tallo, desarrolla rosetas de hojas gruesas, redondeadas, de color gris azulado cubiertas de flor y con un elegante margen rojo. A la larga, forman un magnífico cojín de extensión. Altura: 5cm

  • Echeveria agavoides, con rosetas de hojas triangulares con punta rojiza. Sus flores de color rosa oscuro florecen desde la primavera hasta finales del verano. Esta especie es una de las más resistentes porque tolera tanto las heladas como la sequía. Altura: 15cm
  • Con sus rosetas sueltas de hojas de color verde grisáceo que crecen sobre tallos cortos y suaves, Echeveria pulvinata tiene un hábito más tupido. Las hojas carnosas están cubiertas de pelos blancos. Desde finales de invierno, hasta principios de verano, las flores rojas o anaranjadas nacen de tallos de 30 cm de altura.
  • Echeveria setosa, con hojas en forma de cuchara cubiertas de numerosos pelos blancos formando un plumón. Sus flores de trompeta amarillas o rojas florecen en primavera. Altura: 5cm
  • Echeveria secunda, con hojas redondeadas puntiagudas agrupadas en rosetas ligeramente aplanadas. Esta especie se comporta muy bien en interiores. A medida que envejece, sus hojas glaucas se adornan con un margen rojo. Sus pequeñas flores en campanillas amarillas o rojas florecen en primavera.
  • Echeveria tolimensis: con hojas de un bonito color verde azulado que terminan en una punta roja. Tiene flores anaranjadas y amarillas en tallos cortos. Esta Echeveria forma una alfombra de 5 cm de altura para plantar en una rocalla.

Enfermedades que afectan a Echeveria

La mayoría de las veces, los problemas de crecimiento encontrados se deben al riego excesivo o la adición de agua directamente a las hojas. Tenga en cuenta que las Echeverias son muy susceptibles a la pudrición. La forma de regarlos es un punto clave para el éxito de su cultura.

En invierno, un segundo error común es llevar esta planta a la casa o al apartamento. Pero cuando se cultiva en interiores, en una atmósfera demasiado calurosa para su invernada, aparecen cochinillas blancas en las rosetas. Una vez instalados, son muy difíciles de quitar, incluso repitiendo los tratamientos con jabón negro o aceite blanco.

¿Cómo cortar la Echeveria?

Al igual que con muchas suculentas, los esquejes de Echeveria son muy fáciles de hacer de marzo a octubre a partir de las hojas.

Para ello es necesario elegir hojas sanas ubicadas en el medio de la roseta.

  • Arranque suavemente las hojas una por una. Luego déjelos secar durante una semana a 10 días en un estante o en el alféizar de una ventana a la sombra para que su base sane.
  • Al final de este tiempo, llene una maceta poco profunda con un medio de crecimiento drenante (⅓ tierra para macetas y ⅔ arena). Terminar espolvoreando con una capa de arena.
  • Pinchar en la base de las hojas sin forzar. Deben pararse derechos y alinearse unos centímetros entre ellos.
  • No riegue de inmediato. Espere unos días. Una humectación ligera pero regular del suelo es suficiente. Deje sus esquejes en silencio para que echen raíces en sombra parcial.
  • Después de 15-20 días, han aparecido pequeñas raíces. Espere quince días más antes de trasplantar cada corte en una maceta individual.

Sabías?

Esta suculenta planta lleva el nombre de Atanasio Etcheverria y godoy, un pintor naturalista mexicano del siglo XVIII.

Sobre el mismo tema:

Ficoïde: ¡una alfombra mágica siempre muy colorida!
Lewisia cotiledón: ¡una joya!

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayude a optimizar tu visita. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Puedes aceptar o rechazar su uso siempre que lo desees. Encontrarás más información en nuestra política de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar